Selección de personal (Directivos y mandos intermedios en Canarias)

Facebook CV

Fecha 26 abril, 2012

Facebook se está convirtiendo en nuestro mundo online. Si en un principio funcionaba como lugar de encuentro entre amigos, su evolución no parece tener fin. Hoy toda empresa tiene que estar en FB y presta más importancia a este canal que a internet en su conjunto. Sin embargo el objeto de este artículo es el análisis de FB como fuente de candidatos, o a la inversa como camino hacia el empleo. Se están produciendo dos realidades antagónicas y ciertamente curiosas. Por un lado existe una reciente y encendida polémica, sobre todo en EE.UU., sobre la ética de los reclutadores al solicitar a los candidatos sus datos de acceso a FB. La finalidad es conocer cómo es la persona en su vida privada, sin filtros ni poses para obtener un puesto de trabajo. Parece excesivo, desde luego, si bien éstos se defienden con aquello de que no es indiscreta la pregunta sino la respuesta. Nuestra opinión es que la actividad privada en FB es privada. Pero al mismo tiempo y siempre que esa información privada esté alineada con las necesidades del puesto, puede convertirse en nuestra mejor referencia. Ello conlleva a ser “prudentes” con lo que publicamos, evidente.

La otra cara de la moneda es la utilización, que conscientemente se está haciendo, de FB para difundir nuestras habilidades profesionales y ser así candidatos reactivos a posibles puestos de trabajo. Si consideramos que el currículum es un resumen de nuestra vida, por cierto que currículum en inglés es resume y en francés résumé, en FB cerca del 70% de los perfiles cuentan con información sobre estudios y experiencia profesional que puede considerarse como curricular. Al menos a esta conclusión ha llegado la empresa Jobandtalent tras un estudio sobre una muestra de 5 millones de usuarios, realizado recientemente. Además, según este estudio, el ritmo de información curricular pública en FB ha crecido un 20% en los últimos seis meses, toda una tendencia. ComScore determina que una persona pasa de media 7,5 horas al mes en FB, frente a solo 20 minutos en LinkedIn. De nuevo parece que todopoderoso FB se impone en este segmento de la vida online.

Mucho más. La teoría más aceptada respecto a la predicción del desempeño futuro de una persona en un puesto, defiende que debe establecerse midiendo tres grupos de factores: capacidad de aprendizaje o conocimientos, personalidad adaptable al entorno concreto e intereses personales. Los anglosajones lo definen como Can Do, Will Do y Will Fit. Pues bien, a la hora de tratar de despejar estas tres incógnitas, la información sobre estudios y experiencias es crítica para solo una de ellas. Para las otras dos incógnitas, intereses y personalidad, son fundamentales otros inputs, entre los que tienen mucho que decir las aficiones, la expresión, los gustos, filias y fobias, etc. Es decir mucha de la información que la mayoría subimos a FB. Resumiendo, FB es una magnífica fuente de candidatos y de empleo, no sólo por su amplitud sino por la autenticidad, naturalidad y espontaneidad de lo que podemos allí ver.